Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Medio Ambiente’

La viñeta de hoy de las aventuras ecológicas de Hipo, Popo, Pota y Tamo que sale en El País tiene su miga (por cierto, leída a través del grupo de facebook “¿Eres Biólogo? Anda como Ana Obregón! NO COMO TU PUTA MADRE”):

 

El País 03/02/2011

 

Por si no estabais enterados, Ana Botella, la ínclita esposa del estadista total, ejerciendo su cargo de Delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, espetó en una entrevista a la revista Cámara Madrid la genial frase que quedará en los anales de la Historia: “El Planeta está al servicio del hombre, no el hombre al servicio del Planeta”. Grande Ana. Esa es la actitud que se espera de la persona que debe salvaguardar el medio ambiente. Ya dijo Bilardo:¡Pisalo, pisalo….! Al medio ambiente pisalo… (pronúnciese con acento en la “a” y acento argentino).

 

De la frase extraigo dos conclusiones. La primera, que ya he contado en alguna otra entrada por ahí atrás, es que la educación nacional-católica es perjudicial para el sentido común. Os repito uno de mis pasajes favoritos del Génesis a ver si os lo aprendéis: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra (Génesis 1:28). Un señor escribe esto hace unos cuantos siglos y así pasa lo que pasa. Que la gente se cree en posesión de una especie de justificación pseudo-divina para disponer libremente de lo que le rodea. De ideólogo católico a ideólogo capitalista hay un solo paso. Y no veas cuantos lo han dado.

 

Entrega de las escrituras de la propiedad

La segunda conclusión es más aterradora. Veamos, esta individua y los de su calaña no nacen sentados en su trono, vienen de algún lugar. Y ese lugar es nuestra propia sociedad. No podemos decir que los políticos son todos escoria sin hacer autocrítica. Esa escoria política es un reflejo exacto de la sociedad. Si esa señora, por llamarle de algún modo, ostenta un cargo representativo, es porque tiene a quien representar. Para poner ejemplo concreto de lo que quiero decir os voy a pegar alguno de los comentarios que aparecen en una noticia medioambiental escogida al azar, que habla sobre el enorme número de atropellos de linces en una carretera en Doñana. Para contextualizar el asunto, recordemos que el lince ibérico es una de las especies más amenazadas del planeta, exclusivo de nuestro país y, según aparece en la noticia, en los últimos 10 años han muerto atropellados 26 linces en el entorno de Doñana (la población no supera los 143 individuos, según los datos de la IUCN de 2008). Pues ante semejante atrocidad la gente opina esto (negritas mías):

INDIGNADA ALMONTEÑA

Me siento indignadisima con estas noticias, ya que en doñana hay más especies protegidas y no solo el lince, y que casualidad que siempre es el lince atropellado en las carreteras…Mas bien no será que no realizan bien sus trabajos los biologos y por ello ocurren dichos “accidentes”… En esta zona hay muchos intereses…

 

puF

Que no se salgan de su territorioo que pongan vallas… Ademas a mi que mas me da que se extingan los linces. Me van a dar de comer? Hacen algo por mi?? NO.

Sobran los comentarios, ¿no? Supongo que os habrá sabido a poco, así que os dejé para el final un comentario que seguro que echabais de menos si hablamos de proteger linces:

 

Felix Rodri

Me parece alucinante todo esto. Y la vida de un ser no nacido, no la defendeis. Defenderla igual que al toro o que al lince. El lince esta claro que es un animal no muy listo.

Cuando os manifesteis contra la ley del aborto igual que con la muerte de los gatitos estos, pues se podra hablar.

Adorables. Unos idiotas adorables. Pues así es la vida queridos lectores. La proporción de inútiles en política es la que es sencillamente por cuestiones estadísticas. Si en la bolsa tienes 18 bolas rojas y 2 blancas, ¿cuál es la probabilidad de sacar una bola blanca? Solución: la misma que de votar a un político inteligente (sic).

Read Full Post »

Dicen los buenos periodistas que no puedes dejar que la realidad te estropee un buen titular. Llevando este principio a su siguiente nivel, dicen los buenos políticos que no puedes dejar que la ley te estropee un buen proyecto.

Nuestro país es una fuente inagotable de mediocres metidos a políticos, desmanes urbanísticos y salvajismo medioambiental, que todo junto y revuelto forma un mejunje de difícil digestión para cualquier animal racional. Hasta ahora, las leyes de protección del medio ambiente eran un mero asunto decorativo que todo dirigente se saltaba alegremente imitando al gran Bubka. Simplemente, si  la legalidad molestaba, no existía y dejemos a esos jipis malolientes patalear hasta que se cansen…

Sebadales, unas cosas feas y malas

Pero eso era antes de lo ocurrido ayer en el Parlamento Canario, donde, con los votos a favor de Coalición Canaria y el Partido Popular, se dio luz verde al nuevo “Catálogo Canario de Especies Protegidas”. Esta salvajada ambiental tiene como fin la rebaja de categoría e incluso la descatalogación de más de 300 especies, que sencillamente molestan a la hora de construir. Como ejemplo sangrante y símbolo del desastre está la seba (Cymodocea nodosa). Esta fanerógama marina forma praderas conocidas como sebadales, soporte de un rico pero amenazado ecosistema. En el anterior catálogo (Decreto 151/2001, de 23 de julio, por el que se crea el Catálogo de Especies Amenzadas de Canarias) esta especie estaba catalogada como en peligro de extinción. El problema es que los algunos sebadales se encuentran en el sitio equivocado a la hora equivocada, como el que se interpone en el camino del macroproyecto de construcción del puerto de Granadilla. Visto el percal, los diligentes políticos con el fin de no verse forzados a esquivar una vez más la legalidad vigente, han optado por cambiarla a su antojo y han decido sacarse de la manga una nueva figura de protección ambiental que lleva el cínico nombre de “Especies de especial interés para los ecosistemas canarios”, en la que se incluirá a la seba, y que permite arrasar a todo bicho viviente que no tenga sus dos patitas metidas dentro de un espacio protegido. Genial a la par que sencillo. Si eres un antiguo miembro del club de los que están en peligro de extinción, pero no vives en los límites de un espacio protegido, pues ya no interesas a nadie. De hecho las especies en peligro de extinción solamente lo están cuando habitan en áreas de Red Natura 2000. Obviamente, fuera de sus límites viven felices, reproduciéndose conejilmente y ajenas a los peligros de la vida moderna.

Cosas de jipis

Y todo este tinglado me lleva a consideraciones cuasi-filosófico-político-existenciales de barra de bar. Uno se pregunta qué hemos hecho para merecer esto. Qué maldición faraónica nos castiga para sufrir a esta horda de delincuentes que viven a costa de una mal llamada democracia. Votamos una vez que cada 4 años y adiós muy buenas. Una vez abierta la puerta parece que les está permitido llevarse hasta las baldosas. Pero si protestas, alguien te dirá que te asocies y participes para luchar contra ellos. Y yo, atacado por una ignominiosa fiebre de pensamientos masónico-bolcheviques,  me pregunto: ¿Acaso tenemos que dar por hecho que nos van a mangonear y debemos asociarnos para pelear contra ellos? ¿Es lícita la existencia de un sistema que hace necesaria la confrontación continua pero que únicamente deja abierta la puerta a simples protestas a modo de pataletas que nadie quiere escuchar? O al menos, ¿es lícito llamarlo de democracia?

Read Full Post »

Uno de los temas recurrentes en este blog es la crítica al sistema capitalista, que basa el desarrollo de un territorio en la producción descontrolada de bienes, que en muchos casos son totalmente secundarios y que conducen tanto a la degradación del medio ambiente por el agotamiento de los recursos como a una degradación equivalente de la sociedad, por la pérdida de calidad de vida de los trabajadores que forman parte del sistema. Es lo que se conoce como treadmill of production o cinta sin fin de producción, término acuñado por Allan Schnaiberg en su libro The environment: from surplus to scarcity1 (revisado en el artículo The treadmill of production and the environmental state2). La mayor parte de los países occidentales han depositado su futuro en este modelo que ya ha demostrado ser erróneo, pero es difícil detener la cinta, ya que todos los sectores de la sociedad forman parte de ella y creen estar beneficiándose (gobierno, empresarios y trabajadores). Sin embargo es obvio que el bienestar económico de una región no tiene por que estar ligado a la extracción o explotación de materias primas o a procesos productivos posteriores, existiendo multitud de alternativas basadas en la oferta de servicios relacionados con las interrelaciones humanas, por ejemplo el turismo. Esta actividad desarrollada de una forma planificada y sostenible ha demostrado ser una prometedora fuente de bienestar y desarrollo en un gran número de regiones del mundo. Veamos un ejemplo.

Isla La Española

Isla La Española

(más…)

Read Full Post »